Bombilla inalámbrica que desafía la oscuridad y la gravedad

Bombilla inalámbrica que desafía la oscuridad y la gravedad

La llaman la “bombilla libre” y ese apodo describe muy bien el funcionamiento de esta lámpara que, a diferencia de las tradicionales, no está sujeta o presa dentro un portalámparas, sino que levita con libertad sin tener el más mínimo contacto físico con su fuente de energía. Cuando está encendida se puede pasar un lápiz entre el casquillo sin rosca de la bombilla y el soporte sobre el que flota, sin que se altere su funcionamiento, y si se le da un leve impulso con los dedos, comienza a girar suave sobre su eje vertical, de forma similar a una peonza. La bombilla Flyte, desarrollada en Suecia, no funciona de este modo por arte de magia sino porque incorpora tres tecnologías muy desarrolladas y probadas. Esta lámpara ilumina por medio de leds, diodos emisores de luz o dispositivos electrónicos de dos electrodos, por los que circula la corriente en un solo sentido. Recibe su electricidad a través de inducción, es decir, el uso de un campo electromagnético para transferir energía entre dos objetos, y flota mediante levitación magnética por la acción de dos electroimanes. Energía que viaja por el aire Este sistema consta de dos elementos: una bombilla con cinco leds de bajo consumo alojados dentro de un globo de vidrio inastillable y un casquillo receptor inalámbrico de energía, con un magneto (bobina) dentro. Este bulbo flota sobre un soporte que transmite la energía a la bombilla de forma inalámbrica y que aloja otro electroimán en su interior, de acuerdo a sus creadores. Tanto el casquillo, que tira hacia abajo por su propio peso debido a la atracción gravitoria...
Chocó se llevó la corona

Chocó se llevó la corona

Desde que puso un pie en Cartagena, los medios la tuvieron en la mira. Andrea Tovar, representante del Chocó, estuvo siempre entre las favoritas por los asistentes al Concurso Nacional de la Belleza 2015. Al momento de subir al escenario del Auditorio Getsemaní del Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala, fue la que más confianza tuvo en el manejo de su vestido, en su pasarela y la mirada directa y empoderada que dirigía hacia la cámara. Destacó en la presentación de traje de baño entre las 15 finalistas, obteniendo un puntaje perfecto de 9,9 por todos los jurados, sin contar con el público colombiano que este año tenía la oportunidad de ayudar a elegir nuestra nueva soberana de Colombia. Ese puntaje le dio el tercer cupo al grupo de las cinco finalistas que completaban Antioquia, Atlántico, Buenaventura y Cesar. Las cinco candidatas tuvieron que responder las preguntas que formularon los cuatro jurados sobre el tema elegido por Colombia, la reconciliación, álgido para estas niñas que llevan superando retos de deporte, pasarela, cocina y puntualidad. Antioquia, muy nerviosa, logró responder la pregunta más difícil de la ronda. Atlántico y Buenaventura hicieron honor de su estatus de reinas con las palabras dichas al público. Cesar y Chocó respondieron contundentes sobre el respeto a la diversidad y la unión entre los todos los colombianos para lograr la reconciliación y, por ende, la anhelada paz. Al final fue la anterior Señorita Colombia, Ariadna Gutiérrez quien, entre lágrimas después de haber visto el homenaje que le tenía preparado, entregó su cetro, su anillo, su banda y lo más anhelado, su corona. Ahora Ariadna...
Crujen las tablas en festival envigadeño

Crujen las tablas en festival envigadeño

En las dieciocho veces que ha ido Envigado Hacia el Teatro, esta es la primera en la que ven un grupo extranjero. Envigado Hacia el Teatro, el certamen que realiza El Ágora, la fundación de salud y cultura que ha funcionado por más de 25 años en ese municipio, es el movimiento escénico más importante de esa localidad, por su constancia y su empeño en la formación de públicos. El grupo extranjero que invitaron en esta edición fue el chileno Viajeinmóvil. Y su obra, Otelo, de Shakespeare. “Por recomendación de Octavio Arbeláez, organizador del Festival de Manizales, decidimos la invitación de este colectivo -explica Luis Guillermo Correal, médico director de El Ágora— y la verdad es que fue un claro éxito”. El “éxito” lo mide en la calidad de la propuesta creativa. Ya habíamos leído la crítica de Ramiro Tejada en estas páginas sobre ese montaje, el de Otelo: “Feliz puesta en escena de un clásico (...) Este Otelo, pone el énfasis en lo que la tragedia, escrita en 1604, ha ocultado, el femicidio o el feminicidio: esto es, un crimen basado en el género, en que el crimen se perpetra sobre una mujer por el hecho de serlo (...) Lo que sorprende de esta impecable puesta en escena no es solo esa especie de ajuste de cuentas con la historia sino su tratamiento, la forma en que es narrada cercana al culebrón latinoamericano: Otelo en clave de telenovela”. También lo mide por la concurrencia del público. En este municipio, dice Luis Guillermo, hay gran afecto por el teatro. Sin embargo, a la mayor parte de las personas a...