Las leyendas vivas de la salsa regresan por obra del tiempo

Las leyendas vivas de la salsa regresan por obra del tiempo

Al pasear por cualquier zona de Medellín es posible encontrarse con símbolos que impregnan de fiesta salsera el ambiente. Radios retumbando viejos temas que hoy son clásicos de leyenda, elementos de orquestas que brillan en el corazón de una audiencia masiva que no les olvidó y las redes sociales, de donde sale todo tipo de comentarios alrededor de la salsa.   La música crea sus leyendas y estas, a pesar del tiempo y en la medida de lo posible, merecen recibir el aplauso de los aficionados quienes perpetúan sus mensajes como algo propio, como si se tratara de un enlace que no pudo romper la muralla del tiempo y las condiciones actuales que imponen las modas, porque más que un producto se trata de una necesidad espiritual.   El histórico concierto de Las Leyendas Vivas de la Salsa que se vivió y disfrutó en abril de 2015 hizo posible que una comunidad entera se volcara de lleno sobre agrupaciones que ciertamente lo son. Los testigos de aquella velada nunca olvidarán la brillante ejecución de la banda local Aquabella, liderada por el pianista Jorge Cottes. De otros países llegaron sonidos alucinantes: desde la tradición salsera del Perú llegó Alfredo Linares a continuar con la fiesta. Procedente de Venezuela arribó la fastuosa presentación del Grupo Mango que se consolidó en el corazón de la gente con el poder del vibráfono y se ganó una nueva invitación para este año.   Desde Puerto Rico, la Orquesta Zodiac hizo gala de su sabiduría en el tambor y puso a bailar a todos con sus canciones. Venezuela repitió tarima, esta vez con el Sexteto...