Desde que puso un pie en Cartagena, los medios la tuvieron en la mira. Andrea Tovar, representante del Chocó, estuvo siempre entre las favoritas por los asistentes al Concurso Nacional de la Belleza 2015. Al momento de subir al escenario del Auditorio Getsemaní del Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala, fue la que más confianza tuvo en el manejo de su vestido, en su pasarela y la mirada directa y empoderada que dirigía hacia la cámara. Destacó en la presentación de traje de baño entre las 15 finalistas, obteniendo un puntaje perfecto de 9,9 por todos los jurados, sin contar con el público colombiano que este año tenía la oportunidad de ayudar a elegir nuestra nueva soberana de Colombia. Ese puntaje le dio el tercer cupo al grupo de las cinco finalistas que completaban Antioquia, Atlántico, Buenaventura y Cesar. Las cinco candidatas tuvieron que responder las preguntas que formularon los cuatro jurados sobre el tema elegido por Colombia, la reconciliación, álgido para estas niñas que llevan superando retos de deporte, pasarela, cocina y puntualidad. Antioquia, muy nerviosa, logró responder la pregunta más difícil de la ronda. Atlántico y Buenaventura hicieron honor de su estatus de reinas con las palabras dichas al público. Cesar y Chocó respondieron contundentes sobre el respeto a la diversidad y la unión entre los todos los colombianos para lograr la reconciliación y, por ende, la anhelada paz. Al final fue la anterior Señorita Colombia, Ariadna Gutiérrez quien, entre lágrimas después de haber visto el homenaje que le tenía preparado, entregó su cetro, su anillo, su banda y lo más anhelado, su corona. Ahora Ariadna emprenderá viaje hacia la nueva edición de Miss Universo, con el objetivo de ser la sucesora de Paulina Vega, actual soberana universal, quien también asistió a la coronación y hasta selfie se tomó con los presentadores de la gala: Carlos Calero y Andrea Serna. Otras personalidades que asistieron a la gala fueron Manuel Medrano y Silvestre Dangond, encargados de la cuota musical de la noche. Por ahora le queda todo un año de reinado a Andrea Tovar, una mujer de 22 años, estudiante de Diseño Industrial y ahora Reina de Colombia. Con su color de piel, su elegancia y su actitud fuerte y directa, cumplirá las funciones sociales que tanto Paulina como Adriana realizaron a cabalidad.