El tranvía fue el transporte escogido por la Administración Municipal para solucionar el problema de movilidad del corredor de la 80. Así lo confirmó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, al recibir los estudios concluyentes de los contratistas encargados sobre este trascendental tema. Entre las opciones para desarrollar en la 80, uno de los principales corredores viales de la ciudad, que además padece hoy de graves problemas de movilidad, se detacaban el tranvía, el monorriel o los buses articulados, sobre la primera opción ya se habían realizado estudios hace varios años. El Alcalde, al referirse a la financiación de dicho sistema en febrero de este año en una reunión con el Gabinete Municipal, el Metro y la Financiera de Desarrollo Nacional, ya había señalado que “obviamente la Administración pondrá  unos recursos, pero no vamos a renunciar a los que por derecho tenemos por financiación de Ley de Metros. Esta discusión será parte de la agenda que tendremos los próximos días con el Presidente de la República y su equipo”. En la misma reunión, el mandatario local había propuesto dividir el proyecto en tres fases: “Mi prioridad es arrancar el proyecto desde la zona Norte que es donde más impacto social tiene y se podría ir por fases, donde la primera va desde la estación Caribe del metro hasta la estación Floresta; la segunda,  iría desde  la estación Floresta del metro hasta estación La Palma de metroplús, y una última fase iría de la estación La Palma hasta la estación Aguacatala del metro”, a Gutiérrez Zuluaga le suena más empezar por el norte de la ciudad porque allí habría mayor beneficio para los estudiantes universitarios.También se había hablado de posibles costos, y se había dicho, que en caso de que fuera el tranvía el sistema de transporte escogido, los costos aumentarían en casi $800.000 millones, no sólo por el sistema de transporte en sí, sino por las intervenciones en su entorno: “Hace cuatro años se había dicho que este proyecto podía costar alrededor de $2 billones, pero en cifras más actualizadas podemos estar hablando de $2,8 billones, entonces,  aquí lo que vamos a mirar es qué le corresponde a quién, por ejemplo,  a través de obra pública se pueden  generar muchos de los intercambios viales que se necesitan sin que entren a hacer parte directa del sistema del corredor de la 80, eso es lo que entrará en análisis y lo importante es que se haga”, había asegurado el Alcalde. Ahora, con la confirmación de la viabilidad del tranvía por el corredor de la 80, parte de los recursos para su financiación saldrán de la venta de acciones de EPM en Isagén, que ascienden a $1,48 billones.
 

¿Cómo funciona un tranvía eléctrico?

El tranvía eléctrico es un sistema de transporte de pasajeros que circula en las superficies (calles) de las áreas urbanas de una ciudad, sin una separación estricta ni reservada de las calles. Aunque, en algunos casos, la vía férrea del tranvía puede transitar por vías públicas exclusivas. Cuando el tranvía va por una vía separada del tránsito automóvil, suele utilizar el mismo riel que los trenes. En cuanto a la energía eléctrica, esta se toma de la línea aérea de contacto mediante una pértiga (tubo largo) de hierro, un pantógrafo o un arco raspante. Otra fuente de energía eléctrica para el tranvía son las baterías. Las ventajas del tranvía eléctrico  es que es menos ruidoso y contaminante que el autobús; su infraestructura es más económica que el metro; y su accesibilidad siempre será más sencilla en comparación con otros sistemas de transporte masivos.