Cuatro triunfos en las últimas visitas a Paraguay. Así de contundente, así de sencillo. En otro contexto y otra realidad, claro está, pero lo cierto es que la selección Colombia ostenta puntaje perfecto en sus visitas a Asunción en el siglo XXI. En el calendario de las últimas cuatro eliminatorias mundialistas, Colombia siempre cerró su participación en territorio guaraní. Y aunque todos los partidos son diferentes y el escenario de esta noche cambia radicalmente con respecto a esas cuatro presentaciones, la Tricolor buscará la quinta victoria al hilo. Paraguay es un rival directo en la puja por uno de los cupos para el Mundial de Rusia, por lo cual se hace imprescindible sumar, y de paso llegar con aire en la camiseta para el juego ante Uruguay, el próximo martes en el estadio Metropolitano, de Barranquilla (3:30 p.m.).
 
Farid Díaz.
Colombia tiene un punto más que la Albirroja, en una clasificatoria que se encuentra apretada y pareja, por lo cual el combinado patrio espera marcar diferencia y alejarse de dicho rival en la tabla de posiciones. El equipo nacional tendrá una baja de peso para esta noche. Por una lesión muscular grado 1 en el sóleo de la pierna izquierda, James Rodríguez no podrá ser de la partida. Una baja muy importante, teniendo en cuenta la jerarquía, presencia y alto poder de gol que ofrece el 10 del Real Madrid. Así las cosas, todo apunta a que Macnelly Torres será el encargado de llevar el peso en la faceta ofensiva, de mitad de cancha en adelante. Y resta por definir quién acompañará al creativo del Atlético Nacional en el puesto de James, para lo cual se perfila como inicialista Juan Guillermo Cuadrado, partiendo desde el costado derecho. Uno de los jugadores que seguramente estará desde el pitazo inicial en el terreno de juego del estadio Defensores del Chaco es el atacante Carlos Bacca, quien está atravesando un buen presente con el Milán italiano, más allá de que sus más recientes actuaciones con la Selección no han dejado buen sabor. Bacca dejó atrás los buenos antecedentes de la Tricolor en Asunción, pero sí enfatizó que la idea es extender esa racha positiva: “Las estadísticas están para romperlas o mejorarlas, en este caso las tenemos a favor, no sé si hay que aprovecharlas o sacarles ventaja, pero sabemos que es un partido diferente y una nueva oportunidad”, destacó el goleador de Puerto Colombia. Sobre lo que espera de este partido, Bacca dijo que “todos sabemos del juego fuerte de Paraguay, lo conocemos bien, lo venimos estudiando y Colombia tiene muy buenos jugadores, con movilidad, esfuerzo y sacrificio, generando los espacios se les puede hacer mucho daño y con otros aspectos que venimos trabajando”. Del lado paraguayo, el técnico Francisco Arce, quien está comenzando su segundo ciclo con el conjunto guaraní, también tiene un interrogante en su once inicialista ante las bajas de los delanteros Federico Santander, del Copenhague danés, y Édgar Benítez, del mexicano Querétaro, ambos por lesión. El Chiqui Arce deberá decidir si ubica otro atacante junto a Darío Lezcano o si actúa con el ariete del Ingolstadt alemán como único punta. Paulo Da Silva, capitán de la Albirroja, declaró que “es un partido lindo, en el que debemos hacernos fuerte de local, tratar de no cometer los mismos errores y regalarle un triunfo a nuestra gente. Sabemos que tenemos cinco partidos de local y los cinco hay que ganarlos o tratar de obtener la mayor cantidad de puntos posible. Colombia es un rival que juega muy bien, pero tenemos que hacer pesar nuestro estadio”.