El Concejo Académico de la Universidad de Antioquia (Udea) tomó la determinación de modificar ciertos puntos que se encontraban en el Acuerdo 480, con el que se modificó la prueba de ingreso a la institución. Entre los cambios se encuentra la aplicación de la doble opción,  la revisión del modelo estandarizado de examen y la calidad de las preguntas.   Carlos Vásquez Tamayo, vicerrector general de la UdeA,  indicó que se hizo un análisis minucioso acerca del acuerdo y con los resultados de la prueba, que se realizó en el mes de noviembre, se acordó modificarlo.   “El acuerdo en mención planteó una doble opción para los aspirantes a ingresar, por tanto, cada aspirante podía, además de la carrera elegida en principio, optar por una segunda opción siempre y cuando fuera en la misma área de la primera. Pero, el análisis de los expertos demostró que en algunas áreas, como en la de salud, esa doble opción generó una situación: que los programas se llenaran con estudiantes de segunda opción y eso generó una alta preocupación en lo que tienen que ver con altos índices de deserción”, aseguró Vásquez Tamayo.   Aunque la modificación del examen de admisión obedeció en principio a una estrategia para impedir la deserción universitaria, la Alma Máter tendrá que recurrir a un segundo llamado para que los aspirantes que por su puntaje pudieran acceder a cupos en las carreras puedan matricularse en la universidad, en tanto que se han dado ciertas irregularidades con el nuevo modelo.   Estos cambios fueron aprobados ayer en una primera sesión del Concejo Académico. Sin embargo, y según la reglamentación, se debe realizar una segunda sesión, que según indicaron las directivas se ejecutará en quince días. Allí se aprobará definitivamente la modificación al Acuerdo 480.  

Cambios

  Según un comunicado de la institución, estos serían los cambios que se aplicarían en el examen de admisión del Acuerdo 480:   Cada unidad académica – facultades, escuelas institutos y corporaciones- podrá definir la aplicación o no de la doble opción para cada uno de sus programas en la selección de sus estudiantes.   El Concejo Académico solicitó a la Vicerrectoría de Docencia una revisión del modelo de estandarización del examen, es decir, la forma como se califican las tres pruebas que lo integran (competencia lectora, razonamiento lógico, y una prueba específica en Matemáticas, Humanidades o Biología).   El Concejo Académico examinará la ponderación, esto es, el valor que se le dará a cada una de las pruebas que componen el examen.   La revisión de la prueba continuará con la evaluación de la calidad de las preguntas del examen. Para ese efecto, se realizarán simulaciones de las pruebas antes de su aplicación.