El jurado del Nobel de la Paz destacó que el premio laureado a Juan Manuel Santos, mandatario nacional, es también “un tributo al pueblo de Colombia que, a pesar de las grandes dificultades y los abusos, no ha perdido la esperanza en una paz justa, a todas las partes que han contribuido al proceso de paz”.   El Comité del Nobel, destacó que todas las víctimas de la guerra en el país se ven representadas en el ánimo de paz, que es común en Colombia.   En el país, en palabras del Comité, se ha cobrado la vida de al menos 220.000 personas y se “ha obligado a abandonar sus casas a más de seis millones de personas”.  

Todos hacen parte de la paz

  El premio destacó la decisión de Santos de invitar a todas las partes a participar “en un amplio diálogo nacional para que el proceso de paz no muera”.   "El hecho de que la mayoría de los votantes dijera no al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso de paz esté muerto. El referéndum no fue un voto por o contra la paz", insistió el Comité Nobel en su fallo.