Cuando escuchamos el término emprendedor nos imaginamos a algún joven loco con una idea por la cual deja toda su vida laboral de lado para comenzar desde cero a cumplir el sueño de tener un gran negocio, sin embargo, esto necesariamente no es así. Cualquier persona que comience su propio negocio, bien sea vendiendo a sus conocidos esos postres que todos admiran, haciendo consultoría en áreas donde tiene conocimiento, o “tirando todo a la basura” para desarrollar esa loca idea que se le ocurrió mientras se bañaba, es llamado emprendedor. Es importante que conozcas que independientemente del tipo de emprendedor que decidas ser, cualquier emprendedor comenzará a gozar de diferentes beneficios y aprendizajes que probablemente te quedarán para toda la vida: A continuación, te contamos algunas razones por las cuales lanzarse a emprender: 1. Desarrollo profesional: Un emprendimiento que se comienza desde cero, exige desarrollar diferentes habilidades requeridas para el mundo de los negocios. Habilidades de desarrollo de negocios, mercadeo y ventas, negociación, compras, selección de proveedores, entre otros, son solo algunos de los conocimientos que desarrollarás en muy poco tiempo. Estas habilidades son tan valoradas actualmente en el mercado que hay empresas que en sus postulaciones de vacantes buscan personas que hayan sido emprendedores. 2. Seguridad frente al futuro laboral: Hoy en día es probable que tengas un empleo estable, con un salario que se ajusta a tus necesidades y un buen ambiente laboral, sin embargo, esto en cualquier momento puede cambiar. Una crisis económica, una reestructuración empresarial, o un cambio de jefe, son solo algunos escenarios probables que podrían suceder en el futuro y podrían complicar tu situación laboral en el futuro. 3. Beneficios tributarios: A demás de los incentivos monetarios que dan gobiernos, entidades públicas y algunas empresas privadas para los emprendedores, las personas que tienen sus propios negocios pueden acceder a algunos beneficios fiscales. Deducir gastos como cuentas de teléfonos, cuotas de vehículos, viajes, o cualquier otro gasto que contribuya a tu negocio, será un beneficio con el que antes no contabas. 4. Libertad financiera: Probablemente es el principal motivador para cualquier persona que inicia un nuevo negocio. Lograr esos viajes con los que sueñas, el carro que necesitas, o una vivienda para tu familia con ingresos que tú mismo generaste y no con deudas que te amarran décadas a los bancos, será el principal beneficio de emprender. Puede interesarte: Lo bueno y lo no tan bueno de emprender Si después de leer estos beneficios te animas a emprender, es importante que tengas en cuenta que se requieren sacrificios, que habrán riesgos y mucho trabajo en el camino. Invertir algunos de tus ahorros en un futuro negocio que puede o no tener éxito no es una decisión fácil, sin embargo, existen prácticas y herramientas que permiten generar ideas y probarlas en el mercado antes de tener que hacer grandes inversiones e invertirlo todo. Así podrás identificar las ideas con alto potencial de éxito y como lograr rápidamente generar negocios rentables. Por esto, pensando en todas aquellas personas que buscan cumplir su sueño de tener su propio negocio y que quieren alcanzar la tan anhelada libertad financiera, pero que quieren entender el mundo del emprendimiento antes de empezar, EL TIEMPO Casa Editorial presenta su Curso de Emprendimiento, un taller diseñado especialmente para todas aquellas personas que quieren ser sus propios jefes, manejar su tiempo, trabajar por sus propias cosas y su futuro. Serán 6 encuentro presenciales donde Kristina Acevedo – Gerente de innovación- y Daniel Carrión -Gerente de estrategia digital – te enseñarán todo lo necesario para encontrar buenas ideas, desarrollarlas, hacer los planes de negocio necesarios y hasta cómo buscar financiación para convertirlas en negocios rentables. Conoce toda la información aquí. Los cupos son limitados.