Revisar el modelo de gestión de los residuos sólidos en Medellín y promover un negocio estratégico e integral en conjunto con Empresas Públicas de Medellín (EPM) y Empresas Varias de Medellín (Emvarias) fueron los puntos que el concejal Simón Molina Gómez puso sobre la mesa ante el Concejo Municipal, propuesta que fue escuchada, entre otros, por el secretario de Medio Ambiente, Óscar Hoyos Giraldo; el vicepresidente de aguas de EPM, Santiago Ochoa Posada, y Jorge Lenin Urrego, gerente de Emvarias.   La ponencia del concejal Molina Gómez tuvo dos enfoques: el primero es el cuidado del medio ambiente, ya que se estima que en la ciudad se producen 1.600 toneladas de residuos al día y que con la manipulación especializada se podría recuperar el 60% de estos desechos y lograr una mayor vida útil de los rellenos sanitarios. El segundo es desde la economía, pues el concejal insistió en que“nosotros consideramos que la ciudad tiene que dar un salto y empezar a utilizar tecnologías, porque, literalmente, hoy estamos enterrando el dinero, aquí hay  un negocio que no solamente trae beneficios ambientales para la ciudad sino también desde el punto de vista económico de grandes magnitudes, necesitamos que Empresas Varias y Empresas Públicas de Medellín verdaderamente miren esto como un negocio estratégico y hagan lo necesario y las inversiones para que la ciudad trabaje”.   El secretario de Medio Ambiente, Óscar Hoyos Giraldo, informó lo que se está haciendo desde su dependencia, cuya meta para este año es atender 60 de los 109 puntos críticos de contaminación en la ciudad por medio de la educación ambiental con los jóvenes en las instituciones y con los guías ambientales, que van de puerta en puerta, en el sector identificado como crítico, haciendo pedagogía. Eso, a su juicio, va a contribuir a que la ciudad esté más limpia.   Añadió que también existen los comparendos ambientales, impuestos por los inspectores del sector y que para el año entrante será la Policía la que se encargue de estos.   Tanto el concejal ponente, Simón Molina, como el concejal Daniel Carvalho estuvieron de acuerdo con la falta de articulación entre Emvarias, EPM y las empresas de recicladores y compraventas de desechos para lograr el objetivo propuesto. Igualmente, el concejal Molina tocó el punto de la integración a la seguridad social de todos los que trabajan en este sector y de la importancia de que el negocio de residuos sea 100% público.   Finalmente el concejal Carvalho clasificó como preocupante la poca inversión que hay en estos proyectos y la falta de comunicación y difusión de la Secretaría de Medio Ambiente para contar a la ciudadanía de sus proyectos y resultados.