Indudablemente el juvenil corredor del Team Manzana Postobón, Juan Sebastián Molano, se ha convertido en la revelación del Clásico RCN Claro 2016. Este boyacense ha ganado en cuatro ocasiones el embalaje final del mismo número de etapas, imponiéndose ante los experimentados sprinters del pelotón nacional. Ayer, Molano volvió a dar una muestra de su categoría y se impuso nuevamente al sprint en el final de la séptima fracción de la carrera, disputada entre Pailitas y Valledupar, sobre 198,3 kilómetros, en los cuales el líder Óscar Sevilla (EPM-Tigo-UNE) mantuvo el liderato de la general.   En una jornada marcada por la alta temperatura, los corredores salieron a aumentarla con varios intentos de fuga, pero ninguno de ellos prosperó inicialmente gracias al buen control del equipo del líder.   El objetivo de muchos equipos, incluyendo el del líder, era sumar puntos en las bonificaciones que daban los sprints especiales y las metas volantes que tenía el recorrido. Así que desde el kilómetro 32,8 empezó la guerra por las unidades en juego.   Después de dos intentos de fuga que después de unos kilómetros fueron controlados por el lote, catorce corredores lograron una escapada que alcanzó a tener buena ventaja respecto al grupo, que apretó y logró arroparlos nuevamente. Así se dio en varias ocasiones, fugados que querían sumar puntos y un lote que controlaba y regresaba el grupo a la calma.   A unos 100 kilómetros para la meta, partieron del grupo cuatro corredores, entre ellos el antioqueño Stiber Ortiz (Movistar), y alcanzaron una diferencia de 3:30 sobre el pelotón. En el último sprint, Ortiz apretó y se fue en punta, dejando que el lote arropara a sus compañeros de fuga. A 12 kilómetros fue controlado por el grupo, que quería que el final lo disputaran los embaladores.   En los últimos metros, Molano se acomodó y, ante los grandes embaladores, fue nuevamente el vencedor de la jornada tras 4 horas, 30 minutos y 32 segundos de carrera.   “Estoy feliz. Es impresionante la racha que tiene el equipo y tenemos que aprovecharlo al máximo, se los dije al inicio de la etapa, teníamos que aprovechar  al máximo el nivel y la condición que tenemos en el momento cada uno y lo estamos haciendo muy bien”, expresó al final Juan Sebastián, quien aseguró que lo seguirá intentando en estas dos etapas que restan porque “la idea es aprovechar al máximo las oportunidades y darlo todo para poder ganar”.   Por su parte, el líder Óscar Sevilla manifestó que “fue una etapa muy dura, muy larga, que castigó mucho, pero me siento muy confiado con mi equipo, tengo mucho respeto por lo que falta, pero creo que todo el mundo está cansado. Toca seguir concentrado, al pie del cañón, nada de relajarse ni confiarse y seguir paso a paso”.